>Por indicación del Presidente del Gobierno, contesto al escrito que le ha>dirigido y le agradezco la confianza que muestra al hacernos partícipes de>sus inquietudes y reflexiones sobre el Estatuto Básico del Empleado >Público, en lo que se refiere a la regulación de los Funcionarios con>habilitación de carácter estatal.>>Como sabe, la Ley 7/2007, de 12 de abril, del Estatuto Básico del Empleado>Público, aprobada definitivamente por el Pleno del Congreso de los >Diputados el pasado 29 de marzo y publicada en el Boletín Oficial del>Estado del 13 de abril>(http://www.boe.es/boe/dias/2007/04/13/pdfs/A16241-16260.pdf), entrará en>vigor en el plazo de un mes a partir de su publicación, en los términos que>se establece en dicha Ley.>>Consideramos que el régimen jurídico previsto para los Funcionarios con >habilitación de carácter estatal en la Disposición Adicional Segunda del>Estatuto Básico aprobado no altera las principales señas de identidad de la>habilitación de carácter estatal, cuestión que le inquieta a usted, sino >que las mantiene.>>En primer lugar, delimita un conjunto de funciones públicas necesarias en>las Corporaciones Locales, cuyo cumplimiento se reserva, en exclusividad, a>funcionarios con habilitación de carácter estatal. En concreto, se trata de >las funciones que impliquen autoridad, las de fe pública y asesoramiento>legal preceptivo, las de control y fiscalización interna de la gestión>económica-financiera y presupuestaria, las de contabilidad y tesorería. >>Por otro lado, la Ley acomete un replanteamiento equilibrado de las>competencias de las tres Administraciones implicadas en materia de gestión>de esta clase de funcionarios (la Administración General del Estado, la >Administración de las Comunidades Autónomas y la Administración Local). En>concreto, el Estado, a través del Ministerio de Administraciones Públicas,>se reserva funciones de coordinación, y en particular, la acreditación de >la habilitación de carácter estatal y su inscripción a efectos de registro,>así como el concurso unitario, que garantiza la movilidad de los>funcionarios habilitados por todo el territorio del Estado. >>En cuanto a la posibilidad de provisión de puestos por libre designación,>mantiene la regulación vigente contenida en la Ley 57/2003, de 16 de>diciembre, de medidas para la modernización del gobierno local, en el >sentido de establecer, con carácter excepcional, que en los Municipios de>gran población, y en Diputaciones Provinciales, Cabildos y Consejos>Insulares se puedan proveer puestos por el sistema de libre designación. >>>>Así pues, la regulación prevista en el Estatuto Básico, lejos de eliminar>controles, refuerza la legalidad y el nivel de exigencia de los empleados>públicos, y se cumple por primera vez el mandato constitucional de que haya >una legislación homogénea sobre el régimen de la función pública general,>pero no modifica el régimen vigente de métodos de control, intervención y>gestión en las Corporaciones Locales.>>Finalmente, quiero señalarle que apreciamos su interés que muestra, sin >duda, su compromiso profesional con el correcto ejercicio de sus funciones>públicas al servicio de los ciudadanos. Por otra parte, he de informarle de>que en los mismos términos nos hemos dirigido a otros funcionarios que, >como usted, han transmitido al Presidente su preocupación sobre este>asunto.>>Reciba nuestro saludo cordial. José Enrique Serrano Martínez. Director del>Gabinete de la Presidencia del Gobierno.>